jueves, 26 de octubre de 2017

Cincel de agua



Vivía
el cincel
de la Poesía
entre cielos
y voces
no escuchadas.
Me interné
en ese mundo
de latidos
a la vera
de un río
de esperanza.
Y encontré
forjadores
en su tinta
esos que sueñan
que el verso
es un milagro,
Y de  los otros
proveedores
del desierto
como magos
de la sangre
en un abrazo.
Y no soy quien fui
después de verlos:
las almas
una a una
se develan
cuando enjugan
con sus alas

otros llantos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario